domingo, 1 de agosto de 2010

se que tu puedes adoptarme!!! porque tu eres mi angel!!!

Hola soy Peluíta. Cuando apenas tenía unos cuatro meses fui abandonada en la calle por mis dueños, al cumplir siete meses, en mi primer celo quedé embarazada, tenía frío y hambre, trate de acercarme a casa de mis antiguos dueños pero me sacaban a patadas. A pesar de todo, yo los quería y trataba de dormir a su puerta; un día otra perra mucho más grande me atacó y me quebró el hueso de mi patica delantera, así en la calle me atropello un carro, ya no tenía fuerza ni ganas de vivir y me oculté debajo de un carro viejo para morir. 

Dos viejitas se acercaron a mí y me daban la comida y agua en mi trompa, así todos los días, me hablaban con cariño y a pesar de mi dolor un buen día me levanté nuevamente. 

En poco tiempo ¡Oh sorpresa! A pesar de mi delgadez nacieron de mi cinco cachorritos. Traté de protegerlos de los perros grandes bajo unas latas y cartones pero en mis condiciones no fue posible; incluso me escondí con el único hijito que me quedaba debajo de un mueble, y en todo este trajín perdí un dedo en una de mis patas. 

Me quedé sola, la familia que me maltrataba quería envenenarme; pero las viejitas intercedieron por mí, buscaron veterinarios que me atendieron gratuitamente, sin embargo por no tener un lugar para darme tuvieron que regresarme a la calle y se me agusanaron las heridas de las patas; así que ese par de abuelitas me recogieron en su casa mientras me recuperaba, a pesar de no tener espacio porque ya viven con ellas dos perritas amigas mías, de la calle también.

 Ahora soy otra, mis heridas han sanado y estoy engordando. Tengo un espejo en el que me miro y no me conozco. Juego y otra vez me siento un perro. ¡Qué alegría!  

Sin embargo, a ti que lees mi historia, te pido que me ayudes. Las abuelitas deben irse de Caracas a finales de este mes de Julio a un apartamentico todavía más pequeño, sus recursos económicos son escasos, no tiene casa propia, ni hijos que las mantengan, ni pensiones de seguros y la que trabajaba perdió su empleo. 
No puedo seguir con ellas. 

Por favor adóptame, dame un hogar y no permitas que tenga que regresar a la calle a morir. 
Los teléfotonos de contacto son 0212 251 34 59  y 0412 363 78 14, también 0412 997 45 74

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...