Nuestro Mundo!!!

Fenómeno Calima 

El fenómeno calima (partículas generadas por incendios y alta presión característica de la época de sequía), que actualmente se encuentra presente en el valle de Caracas, irrita las mucosas de las vías respiratorias y conjuntivas lo que acentúa las enfermedades alérgicas como el asma, bronquitis, rinoconjuntivitis, entre otras. 

Por lo tanto, recomienda atención y cuidado a las personas de riesgo, quienes en este caso son los alérgicos o aquellos que poseen antecedentes tabáquicos.

A través de boletín de prensa la coordinadora del Programa Nacional de Salud Respiratoria del Ministerio, Mercedes España, aclaró que “aquellas personas con antecedentes tabáquicos podrían desencadenar una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), aun cuando ésta no es una afección de tipo alérgica, el paciente puede tener exacerbaciones, es decir, disnea, dificultad respiratoria, aumento de secreciones (moco) y desarrollar cualquier tipo de infecciones”.

Sugirió que las personas alérgicas deben evitar tener dentro en los hogares animales domésticos como gatos, perros y caballos, debido a que la caspa (descamación de su piel) es un alergeno muy potente, así como las plumas de las aves y la lana de las ovejas.

Ante la posible exacerbación de enfermedades alérgicas en los seres humanos a consecuencia de este fenómeno atmosférico, la doctora insistió a la ciudadanía en general ventilar de forma natural los espacios físicos (en las mañanas y cerrar las ventanas por la tarde); retirar de la habitación objetos que acumulen polvo como: tapetes, cortinas de tela, bibliotecas, edredones, sillas, entre otras; evitar muñecos de peluche, de plumas, de lana dentro de la habitación y del closet, limpiar diariamente con paño húmedo muebles, lámparas, etc.

Asimismo, la especialista en salud respiratoria reiteró que los pacientes alérgicos deben seguir estrictamente las indicaciones de su médico tratante.

En caso contrario, estas personas podrían correr el riesgo de ser hospitalizadas, por causa de profundización de patologías. 

Los incendios que se han producido en las últimas horas en el parque nacional Waraira Repano han generado que la denominada Calima regrese a la ciudad de Caracas debido a las fuertes concentraciones de humo, informó este martes un vocero del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, Inameh.

"La reaparición de este fenómeno en las últimas 48 horas, y esta vez con mayor intensidad, se debe a los incendios forestales que se han venido produciendo en el cerro el Ávila, todo ese humo queda acumulado en la ciudad y es por eso que vemos esa neblina", dijo uno de los pronosticadores del Inameh a El Universal.

La Calima, que es una neblina o bruma cargada de polvo, volvió a hacerse presente con mayor concentración que en días anteriores debido a los incendios forestales que se han venido produciendo en el parque nacional Waraira Repano, que para este martes aún no habían podido ser controlados.

"Hasta que no se controlen los incendios en el Ávila, que aún al final de la tarde de hoy persisten, no vamos a poder ver que desaparezca la calima", dijo el pronosticador al tiempo que explicó que antes del inicio de la ola de incendios forestales de este fin de semana, la neblina había desaparecido parcialmente debido a la lluvia que "limpió un poco la ciudad".

Una especie de tapón vaporoso que no solamente retiene el calor en la superficie de la ciudad, sino que además hace lucir al Área Metropolitana más contaminada, es lo que define físicamente a la calima, un fenómeno capaz de irritar las vías aéreas (las respiratorias) y producir una cadena de alergias.
 

 Venezuela busca la solución a su falta de electricidad en las nubes

16/02/2010 | Charlie Devereux | GlobalPost
Venezuela tiene en marcha un programa de "siembra de nubes" para provocar la lluvia y llenar así los embalses medio vacíos de los que depende el suministro eléctrico en el país. Chávez declaró la "emergencia eléctrica" hace una semana y culpó a la sequía de los recortes que ha introducido en el suministro y que ha provocado el revuelo entre la población. Pero sus detractores le culpan por una mala gestión y falta de inversiones en las hidroeléctricas durante el auge petrolero que experimentó el país.

(Caracas, Venezuela). Un avión sobrevuela la zona sureste de Venezuela y abre fuego contra una gran masa de nubes. No se trata de una guerra con el cielo. Es la lucha contra una sequía severa que ya ha provocado una crisis de electricidad y ha obligado al Gobierno a recurrir a métodos poco convencionales para hacer llover. Las autoridades venezolanas comenzaron a “bombardear las nubes” (siembra de nubes) a finales del año pasado después de comprobar que el país afrontaba una enorme escasez de agua. La estrategia, que dispone de tecnología cubana y chilena, es atacar los cumulonimbos -nubes oscuras que forman frentes muy altos y provocan violentas tormentas- con una mezcla de yoduro de plata, hielo seco y sal para estimular la posibilidad de lluvia.

“Donde quiera que lo hemos utilizado, ha funcionado”, afirma José Gregorio Sottolano, presidente del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología de Venezuela. “Lo que no le puedo asegurar, porque sería una mentira, es cuánta agua ha caído o si ha aumentado la cantidad”.

Varios países han usado esta técnica durante décadas. Se dice que China lanzó cohetes contra las nubes de Pekín durante los Juegos Olímpicos para reducir la contaminación. EEUU ha sembrado las nubes desde 1946 para hacer llover en áreas de sequía, reducir el tamaño del granizo en caso de tormentas o combatir la niebla en las zonas cercanas a los aeropuertos. Ocasionalmente, también ha hecho nevar en las grandes estaciones de esquí. Once países occidentales mantienen programas de alteración meteorológica.

Sottolano afirma que Venezuela padece los efectos de El Niño, el fenómeno climático que reduce drásticamente las precipitaciones. El río Orinoco, uno de los mayores de Sudamérica, ha registrado mínimos históricos en su caudal en los últimos meses. Y esto es un problema para un país que ha desarrollado la red eléctrica usando la energía de las represas. El sistema fue construido en los años 60 para aprovechar la gran cantidad de ríos y la eficiencia de la energía hidroeléctrica.

Sin embargo, el Gobierno venezolano ahora tiene serios problemas de eficiencia: numerosas plantas termoeléctricas –que calientan el agua hasta que se evapora y posteriormente utilizan el vapor para alimentar las turbinas- funcionan a media capacidad o están aún en construcción. Hasta mediados de enero, la Planta Centro, la principal termoeléctrica del país, sólo tenía uno de sus cinco generadores en funcionamiento.

Mientras tanto, las reservas hídricas de Venezuela siguen bajando. El país está ahora en plena estación seca y los cielos prácticamente no tienen nubes, lo que dificulta el uso de la tecnología de bombardeo. “Las nubes tienen que tener entre cuatro y siete kilómetros de alto para poder sembrarlas”, afirma Sottolano. Además, aún existen algunos meteorólogos que dudan de la eficacia del sistema. “El principal problema es encontrar el tipo de nube adecuado y la temperatura correcta. Obviamente es una técnica muy cara, se necesita tener un equipo de expertos con un equipo muy costoso que sobrevuela el cielo, para ver si hay suerte y se logran resultados”, explica Roger Williams, ex director del servicio de meteorología de Bermuda. “La siembra de nubes en áreas desérticas o durante la estación seca es probablemente una pérdida de tiempo y dinero”, afirma.

E incluso si funciona, tendrá que llover muchísimo durante la estación húmeda para que Venezuela pueda superar la crisis. La represa hidroeléctrica de El Guri aporta el 44 por ciento de la demanda nacional. Sin embargo, un informe de Edelca, la empresa estatal que la gestiona, indica que los niveles de agua están peligrosamente bajos. Hasta el primero de febrero, el embalse estaba en 258 metros sobre el nivel del mar, 14 por debajo del ideal: si baja de los 240 metros, las turbinas simplemente dejarán de funcionar. El informe dice que si no se adoptan medidas urgentes, Venezuela podría ser testigo del colapso de su red eléctrica de aquí a junio.

Hace una semana, el presidente Hugo Chávez declaró la emergencia eléctrica por lo que calificó la peor sequía en 100 años. “Hemos realizado diversos estudios y estamos preparados para declarar una emergencia, ya que la presa de El Guri pierde 13 centímetros al día”, explicó.

Más allá del bombardeo de nubes, el Gobierno también ha impuesto racionamiento de agua y electricidad, dos medidas impopulares en un año en que las autoridades afrontan elecciones para renovar la Asamblea Nacional, en septiembre próximo. En Caracas, el mes pasado se tuvo que suspender el racionamiento después del enorme caos del primer día: los atascos eran kilométricos porque no funcionaban los semáforos y las escuelas no pudieron abrir sus puertas. El presidente Chávez cesó de inmediato al jefe del recién creado Ministerio de Energía Eléctrica y designó en su lugar al actual ministro de Finanzas.

La crisis eléctrica ha abierto un debate sobre las causas del problema. El Gobierno dice que la culpa es del clima. “¿Ha habido retrasos en algunos proyectos? Sí, es verdad. ¿Ha habido un manejo ineficiente en algunas áreas? Sí, es correcto. Pero la única causa del racionamiento de electricidad es la sequía”, afirmó Chávez recientemente. Sus detractores señalan que la principal causa es la falta de inversiones durante el auge petrolero, cuando el consumo aumentó un 29 por ciento en sólo siete años.



Fuente: Lainformacion.com



Desde hace unas semanas el Salto Ángel muestra sólo un "hilo de agua" debido a la sequía que azota al país. La situación fue confirmada a Globovisión.com por William Chung, guía turístico del Parque Nacional Canaima, quien suministró una fotografía tomada a la caída de agua más alta del mundo.
Chung explicó que el aspecto actual del Salto es normal en temporada seca, porque baja el caudal en los meses de abril y mayo, pero este año se adelantó un mes y medio.
La imagen que se muestra fue tomada a inicios de marzo por Antonio Hitcher, también guía del Parque Nacional Canaima.
El guía asegura que el río Guaya, el que atraviesa todo el auyantanpuy hasta la caída, está bastante seco, produciendo que la catarata no llegue al suelo y desemboque en el río Churún. Quienes lo visitan, apenas pueden ver y sentir un leve rocío. 

Situación reversible

Ernesto González, ecólogo docente-investigador del Instituto de Biología Experimental de la Facultad de Ciencias de la UCV, evidenció la misma imagen del Salto Ángel hace 23 años, cuando en 1987 tuvo la oportunidad de sobrevolarlo.
González asegura que ésta es una situación recurrente, que puede cambiar cuando inicie la temporada de lluvias en el país. Recordó que para los años 1997-1998 el Fenómeno de "El Niño" también hizo estragos en Venezuela y afectó el llamado Kerepakupai Vena, nombre en lengua Pemón.
"Esta situación es reversible, que ya ha pasado en años anteriores. Es un mensaje de la naturaleza que nos da a entender que tenemos que generar conciencia", indicó González.
Recomendó a quienes hacen turismo en la zona cuidar los ríos, no desforestar y llevarse la basura que genera en el lugar. 

 Situación actual



Situación para 1987

Reporte 360
El Observador

Si no actuamos ahora, nuestros hijos heredarán un mundo más caluroso, aire más contaminado y agua más sucia, inundaciones y sequías más intensas y más fuegos arrasadores.



Los datos científicos más recientes confirman que el clima de la Tierra está cambiando rápidamente. Las temperaturas mundiales aumentaron aproximadamente 1 grado Fahrenheit en el transcurso del último siglo, y es probable que aumenten aún más rápido en las próximas décadas. ¿Cuál es la causa? Una capa cada vez más gruesa de contaminación por dióxido de carbono y otros gases invernadero, principalmente de las plantas generadoras de energía y los automóviles, que atrapa el calor en la atmósfera. El Panel Intergubernamental para el Cambio del Clima (IPCC por sus siglas en inglés), un grupo de los principales investigadores del clima en el mundo, considera que hay más del 90% de probabilidades de que la mayor parte del calentamiento durante los últimos 50 años haya ocurrido debido a emisiones de gases invernadero que atrapan el calor causadas por los seres humanos.


Los científicos dicen que la Tierra podría calentarse 7.2 grados Fahrenheit más durante el Siglo XXI si no reducimos las emisiones causadas por los combustibles fósiles, como el carbón y el petróleo. Este aumento en la temperatura promedio tendrá efectos trascendentales. Los niveles del mar aumentarán, inundando las áreas costeras. Las ondas de calor serán más frecuentes y más intensas. Las sequías y los incendios forestales ocurrirán más a menudo. Los mosquitos portadores de enfermedades expandirán su zona de distribución. Y se empujará a especies a la extinción. Como se muestra en esta página, ya han comenzado muchos de esos cambios.


CAMBIA EL PATRÓN DEL CLIMA



Consecuencia: temperaturas más cálidasLas temperaturas promedio aumentarán al igual que la frecuencia de las olas de calor.

Señales actuales de advertencia

La mayor parte de Estados Unidos ya es más cálida, en algunas áreas hasta 4 grados Fahrenheit. De hecho, todos los estados experimentaron temperaturas promedio "superiores a lo normal" o "muy superiores a lo normal" en el 2006.



Consecuencias: sequías y fuegos arrasadores.
Las temperaturas más cálidas también podrían aumentar la probabilidad de sequías. El aumento en la evaporación durante el verano y el otoño podrían exacerbar las condiciones de sequía y aumentar el riesgo de fuegos arrasadores.



Señales actuales de advertencia
La sequía nacional de 1999 a 2002 fue una de las tres sequías más extensas de los últimos 40 años.
El calentamiento puede haber llevado al aumento en la frecuencia de las sequías que se ha experimentado en el oeste los últimos 30 años.


Consecuencia: tormentas más intensasLas temperaturas más cálidas aumentan la energía del sistema climático y a veces producen lluvias más intensas en algunas áreas.
Señales actuales de advertencia
La precipitación anual nacional ha aumentado entre 5 y 10% desde principios del Siglo XX, principalmente como resultado de fuertes lluvias en algunas áreas.




El IPCC reporta que la frecuencia de las lluvias intensas ha aumentado durante los últimos 50 años, y es muy probable que el calentamiento global inducido por los seres humanos haya contribuido a esta tendencia.


EFECTOS A LA SALUD
Consecuencia: olas de calor mortales y la propagación de enfermedadesOlas de calor más frecuentes e intensas podrían dar como resultado más muertes por las altas temperaturas. Esas condiciones también podrían agravar los problemas locales de la calidad del aire, que ya afligen a más de 80 millones de estadounidenses. Se espera que el calentamiento global también aumente el potencial del alcance geográfico y la virulencia de las enfermedades tropicales.

-Se calcula que en el 2003, las olas de calor extremo cobraron 35,000 vidas en Europa. Tan solo en Francia, 15,000 personas murieron por los aumentos en las temperaturas, que alcanzaron los 104 grados Fahrenheit y se mantuvieron extremas por dos semanas.

-Gran parte de América del Norte experimentó una severa ola de calor en julio del 2006, que contribuyó a la muerte de por lo menos 225 personas.

-Los estudios han descubierto que un aumento en el nivel del dióxido de carbono estimula el crecimiento de la maleza, cuyo polen provoca alergias y agrava el asma.

-Mosquitos portadores de enfermedades se están propagando a medida que los cambios en el clima les permiten sobrevivir en áreas que antes les eran inhóspitas. Los mosquitos que pueden portar virus de fiebre del dengue antes estaban limitados a alturas de 1,000 metros, pero recientemente han aparecido a 2,200 metros en las Montañas Andinas de Colombia. Se ha detectado malaria en áreas más altas de Indonesia.

CALENTAMIENTO DEL AGUA

Consecuencia: huracanes mas peligrosos y poderosos. Aguas más calientes en los océanos añade más energía a las tormentas tropicales, haciendo estas más destructivas e intensas.

Señales actuales de advertencia



En los últimos 35 años el número de tormentas categoría 4 y 5 se ha incrementado junto con la temperatura del océano.



La temporada de huracanes del 2005 fue la más activa registrada en el Atlántico, con un récord de 27 tormentas nombradas, de las cuales 15 se convirtieron en huracanes. Siete de los huracanes arreciaron hasta convertirse en grandes tormentas, cinco se convirtieron en huracanes categoría 4 y un récord de cuatro alcanzaron una fuerza de categoría 5.



El huracán Katrina en agosto del 2005 fue el más costoso y uno de los más mortales en la historia de los Estados Unidos.


Consecuencia: derretimiento de glaciares, deshielo temprano
El aumento en las temperaturas globales acelerará el derretimiento de los glaciares y capas de hielo y causarán deshielos tempranos en ríos y lagos.



Señales actuales de advertenciaAl ritmo de repliegue actual, todos los glaciares del Parque Nacional Glacier habrán desaparecido para el año de 2070.


Entre enero y marzo del 2002, después de existir por milenios, se desintegro la sección septentrional de la plataforma de hielo Larsen B en la Antártida, una sección más grande que el estado de Rhode Island, desintegrándose a una velocidad que asombró a los científicos. Desde 1995 el área de la plataforma de hielo se ha disminuido un 40%.



Según la NASA, la capa de hielo polar se está derritiendo a un alarmante ritmo de 9% por década. El grosor del hielo ártico ha disminuido un 40% desde la década de 1960.



El hielo marino del Ártico disminuyó a niveles récord en septiembre del 2007, con casi medio millón de millas cuadradas menos que el récord anterior en septiembre del 2005, según el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo. Durante las últimas tres décadas, han desaparecido más de un millón de millas cuadradas de hielo marino perenne, un área del tamaño de Noruega, Dinamarca y Suecia juntos.



Múltiples modelos del clima indican que el hielo marino se replegará cada vez más a medida que la Tierra se caliente. Los científicos del Centro para la Investigación Atmosférica de los Estados Unidos predicen que si continúa el ritmo actual del calentamiento global, el Ártico podría perder todo el hielo para el verano del 2040.

Consecuencia: aumenta el nivel del mar
Se espera que los índices actuales de elevación del nivel del mar aumenten como resultado de la expansión térmica de los océanos y el derretimiento de la mayoría de las montañas glaciares y el derretimiento parcial de los casquetes de hielo en el oeste del Antártico y Groenlandia. Las consecuencias incluyen la pérdida de pantanos e islas barrera en las costas, y un mayor riesgo de inundaciones en las comunidades costeras. Las áreas bajas, como la región costera del Golfo de México y los estuarios como la Bahía Chesapeake son particularmente vulnerables.

Señales actuales de advertencia
El nivel mundial del mar ya ha aumentado de cuatro a ocho pulgadas en el siglo pasado, situación que parece estarse acelerando. El IPCC predice que los niveles del mar podrían aumentar de 10 a 23 pulgadas para el 2100, pero en años recientes los niveles del mar han estado aumentando más que lo pronosticado por el IPCC.


En la década de 1990, la masa de hielo de Groenlandia se mantuvo estable, pero la capa de hielo ha disminuido en años recientes. Este derretimiento actualmente contribuye aproximadamente una centésima de pulgada al año al aumento del nivel del mar.


Groenlandia tiene el 10% de la masa total de hielo mundial; si se derrite, los niveles del mar podrían aumentar hasta 21 pies.

TRASTORNO DEL ECOSISTEMA
 
Consecuencia: cambia el ecosistema y mueren especies. Se espera que el aumento en las temperaturas globales trastorne ecosistemas y produzca la pérdida de diversidad de especies, a medida que mueran las especies que no puedan adaptarse. La primera evaluación exhaustiva del riesgo de extinción por el calentamiento global descubrió que más de un millón de especies podrían estar destinadas a la extinción para el año 2050 si no se reduce la contaminación causante del calentamiento global. Algunos ecosistemas, incluso las praderas alpinas en las Montañas Rocosas, así como los bosques tropicales y manglares, probablemente desaparezcan debido a los nuevos climas locales más cálidos o la elevación del nivel del mar en la costa.

Señales actuales de advertencia


Un estudio reciente de casi 2,000 especies de plantas y animales descubrió un movimiento hacia los polos a un ritmo promedio de 3.8 millas por década. Asimismo, el estudio descubrió que especies del área alpina se movían verticalmente a un ritmo de 20 pies por década en la segunda mitad del Siglo XX.
El informe más reciente del IPCC descubrió que aproximadamente del 20 al 30% de las especies de plantas y animales evaluadas hasta el momento probablemente corran más riesgo de extinción si la temperatura promedio mundial aumenta más de 2.7 a 4.5 grados Fahrenheit.
Algunos osos polares se están ahogando porque tienen que nadar distancias más largas para llegar a los trozos de hielo flotante. La Investigación Geológica de EE.UU. ha pronosticado que dos tercios de las subpoblaciones de osos polares en el mundo se extinguirán para mediados del siglo por el derretimiento del casquete polar Ártico.
En las Montañas Olímpicas de Washington, el bosque subalpino ha invadido praderas alpinas a mayores elevaciones. En Bermudas y otros lugares, se están perdiendo manglares.
En áreas de California, las especies marinas de la costa se están moviendo hacia el norte, probablemente en respuesta a temperaturas más cálidas en el océano y el aire.
Durante los últimos 25 años, algunas poblaciones de pingÜinos han disminuido 33% en partes de la Antártida debido a reducciones en el hábitat de invierno en el hielo marino.


El océano seguirá haciéndose más ácido por las emisiones de dióxido de carbono. Debido a esta acidificación, las especies con duros caparazones de carbonato de calcio son vulnerables, como los arrecifes de coral, que son fundamentales para los ecosistemas de los océanos. Los científicos predicen que un aumento de 3.6 grados Fahrenheit en la temperatura exterminaría el 97% de los arrecifes de coral en el mundo.

CONTAMINACION DEL MAR
Demasiadas veces hemos creído que el mar se lo puede llevar todo, que puede esconderlo todo bajo la inmensa alfombra de sus aguas. Pero esta es una misión que el hombre exige y que el mar no puede cumplir. Hidrocarburos, metales pesados, aguas fecales, productos químicos, materiales radioactivos, terminan sus días en un lugar común. El mar dispersa, diluye y degrada, pero su capacidad tiene un límite.
La misma evidencia de los abusos ha provocado que la necesidad de conservarlo encontrara un sitio en la conciencia colectiva; incluso en las agendas de muchas administraciones. Aún así, la presión de las actividades humanas en el continente y los accidentes evitables en el mar debilitan toda actuación positiva.
De seguir así, la salud del mar corre el riesgo de quedar dañada para siempre.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...