jueves, 4 de marzo de 2010

Lo bueno y lo malo de los productos de relleno (Biopolimeros)



Aunque la utilización de este tipo de material se ha convertido casi en una moda, se debe ver este asunto con la seriedad del caso. Y si ya se decidió hacer uso de ellos, es importante conocer a profundidad el tema, además de contar con el criterio de un profesional responsable y experto en la materia.
Uno de los campos que más creció en el siglo XX dentro del campo de la Cirugía fue aquel referido a los implantes o productos que se usan como rellenos en el rostro. Algunos de estos materiales pueden ser de ayuda para los cirujanos plásticos, pero en otras ocasiones resultan un dolor de cabeza. La razón fundamental es que el desempeño poco profesional y el uso indiscriminado de estos productos, que no están bien probados en los humanos, más que ofrecer un beneficio real, pueden crear deformidad y generar secuelas donde se colocan.

Los rellenos son usados fundamentalmente para corregir ciertas depresiones, flacidez o arrugas a consecuencia del envejecimiento. De igual forma, representan un complemento a la Cirugía Plástica., sobre todo en pacientes muy jóvenes o en aquellos casos en los que el bisturí no logra resolver totalmente el problema.

Debido a las consecuencias que puede tener en algunos casos este tipo de procedimiento médico, cuando se está ante la decisión de mejorar la figura, es recomendable tomar ciertas previsiones básicas y responder interrogantes cómo: ¿Quién hará la cirugía?¿Qué novedad ofrece?¿Qué procedimiento o materiales utilizará el médico?

Implantes faciales existentes en el mercado

  • Colágeno: este producto es tal vez el más estudiado desde 1976. Produce granulomas (endurecimiento crónicos de la piel y los tejidos profundos).
  • Acido Hialurónico: son glicosaminosglicanos, sustancia que está presente en nuestro organismo. Se reabsorbe entre seis (6) y ocho (8) meses.
  • Metacrilato (polimetilmetacrilato): Es un producto que algunas veces es mezclado con colágeno (Artecoll, Dermalice).
  • Aceite de silicona (polimetilsiloxano): también conocido como Biopolímero, es el relleno que más se ha utilizado en la historia de la medicina estética. Su uso inyectado está prohibido. Solo es aceptado en implantes mamarios, de glúteos o pantorrillas.
  • Otros productos: Policrilamida, Bio-Alcamid, Ac Poliláctico (New-Fill).
De todos los productos mencionados anteriormente, el Ac Hialurónico y el Ac Poliláctico son los que menos producen consecuencias, pues se reabsorben entre seis (6) y dos (2) años. Además, pueden ser colocados en las capas superficiales de la piel y no dejan granulomas (tumoraciones crónicas). Por el contrario, el Metacrilato y el aceite de Silicona Líquido son los que más dejan complicaciones. Entre ellas: irregularidades de la piel, granulomas crónicos, depresiones, cambios de color de la piel en el sitio de inyección, necrosis de la piel y atrofia de la piel.

Actualmente, resulta preocupante ver que en Venezuela se están utilizando de una manera indiscriminada productos como el Metacrilato (polimetilmetacrilato) y Silicona Líquido. Además de no contar con el control sanitario de lo que se inyecta y sin tomar en cuenta las complicaciones. Se están colocando no sólo en la cara, también directamente en las mamas y glúteos. Son anunciados públicamente como una novedad, sin anestesia y sin dolor, pero realmente no es así.

Recomendaciones

  • Utilizar solamente productos reabsorbibles, en el caso de la cara. Ejemplo: Ac Hialurónico, grasa de su propio cuerpo.
  • Si se quiere aumentar el volumen de las mamas o glúteos, es preferible que se coloquen prótesis, pues son más seguras, podrían ser retiradas cuando se desee y dejan mejor forma.
  • No hacer uso del Metacrilato, ni tampoco del Aceite de Silicona líquido. Estos nunca podrán ser retirados, dejan irregularidades, no son reabsorbible. Si no se está conforme con el resultado, se habrá perdido el dinero y se ganará una complicación difícil de resolver.
  • Exigir al médico el registro sanitario del producto que se va a utilizar con el nombre completo.
  • Es importante recordar que son se puede ahorrar cuando se trata de la salud y menos de la vida. Productos como el Metacrilato y el Aceite de Silicona líquido pueden ser más baratos, pero a la larga generan un gran problema.  
El problema, según un estudio publicado en la revista 'Cirugía plástica Ibero-Latinoamericana', es que los rellenos no biocompatibles, los que el organismo no reabsorbe, como la silicona, la parafina y los biopolímeros, pueden causar reacciones que a veces aparecen hasta 25 años después. Sus síntomas son: dolor, eritemas, fibrosis, queloides, infecciones, fístulas, necrosis de la piel, migración a otras partes del cuerpo... Es lo que el autor del trabajo y profesor de Cirugía Plástica de la facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, Felipe Coiffman, denomina como alogenosis iatrogénica, "una nueva patología que cada vez afecta a más personas en Latinoamérica", donde el uso de estos productos no tiene una regulación muy estricta.

Los Biopolimeros son en realidad derivados de silicona líquida (microesferas de metacrilato en una suspensión de dimetilpolisiloxano). Al infiltrarlos bajo la piel, el organismo los encapsula dando origen a granulomas (siliconomas) que se manifiestan como abultamientos o tumores que solo pueden extraerse mediante el bisturí (muchas veces no del todo). Pueden producir una reacción inflamatoria en el cuerpo capaz de durar días, meses o años. Los biopolímeros pueden migrar una vez infiltrados. Muchas veces los problemas con los biopolimeros aparecen años después de su utilización. A veces la silicona líquida provoca ulceras o fístulas.

Los biopolimeros están prohibidos por la FDA y por las autoridades sanitarias en Europa 

Muchos se venden como fabricados en Francia o en Alemania; sin embargo en los frascos no aparece por ningún lado el sello de la CE (Comunidad Europea) que es obligatorio en los productos fabricados y envasados en Europa, tampoco encontramos páginas web en Francia o en Alemania que los anuncien. Debemos aclarar que aunque algunos estén realmente fabricados en Europa, en este continente está prohibido y perseguido su uso.

Estos productos solo se promocionan en páginas de anuncios de compra-venta de sudamerica, especialmente de México, Ecuador, Colombia, Peru, Republica Dominicana y Venezuela.
15_biop_ph.jpg (image)[15_biop_ph.jpg][silicona+en+cara.jpg]silicona+en+cara.jpg (image) 
reacción+a+los+biopolimeros.jpg (image)[reacción+a+los+biopolimeros.jpg]
Fuente:   

Dr. Billy Spence
 

2 comentarios:

DINOBAT dijo...

Interesante, estuve un rato leyendo...

airamandyer dijo...

muchas gracias!!! ya sabes como aconsejar a alguien si esta interesado en esto! =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...